COLECCIÓN

Noemí Gerstein

Retrato del lobo feroz

1963

Retrato del lobo feroz, de la escultora argentina Noemí Gerstein, es signo de la integración entre el lenguaje lírico y abstracto que caracterizó la obra de esta artista. La escultura se compone de la unión entre tubos y varillas de metal de diferentes tamaños y diámetros soldados en distintos puntos y direcciones, que cubiertos con pintura negra opaca, conforman un volumen compacto, pero lleno de dinamismo y energía. La escultura se alza sobre una pieza cilíndrica que se incorpora estructuralmente a los tubos produciendo un solo volumen, lo que es propio de la búsqueda de integración formal entre zócalo y escultura durante la modernidad. Ésta, a la vez, se apoya sobre una base de mármol vertical que se integra a la totalidad de la forma, acentuando su presencia espacial.

El uso de materiales manufacturados que provienen de un espacio no-artístico se conjuga en la representación simbólica de distintas imágenes de contenido bélico y dramático, presentando una forma similar a la de un arma en posición de apuntar y, a la vez, la cabeza de un lobo, mientras que observada en su totalidad evoca la imagen de una explosión. La factura técnica a través de la soldadura manual, le otorga a esta obra un contenido expresivo y gestual que consigna la impronta personal de la artista.

 

Autora: Marcela Ilabaca. Investigación Catálogo razonado de esculturas del periodo de Solidaridad (1971-1973), 2019.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn