A dos años de la muerte de Margarita Ancacoy Huircan, su figura sigue presente en el barrio patrimonial donde trabajó como funcionaria de la Universidad de Chile. Hoy Margarita es uno de los rostros de la lucha por los cambios culturales y sociales. Distintas actividades y creaciones colectivas, la rememoran en este mes. 

Este 18 de junio se cumplen dos años de la muerte Margarita Ancacoy, quien fue asesinada tras un asalto en avenida República, cuando se dirigía a su trabajo como auxiliar de limpieza en el Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile. Desde entonces las agrupaciones vecinales del barrio junto a instituciones educativas y culturales asociadas, mantienen presente su figura a través de distintos gestos que buscan el reconocimiento y la atención de los dramas que su muerte hizo visible: la violencia contra la mujer, la precarización laboral y la falta de seguridad pública.

En su memoria se creó un espacio que la recuerda en la avenida República, también fue retratada  en un gran textil para la exposición Haciendo Barrio, realizado por vecinas que más tarde crearon el grupo de Textileras MSSA y que sigue creando piezas que la mantienen presente. Con pancartas y lienzos de tela bordados y cánticos han salido a marchar en su nombre, en los días como el 8M y sobre todo desde el 18 de octubre del 2019.

Este año y producto de la pandemia, las Textileras —grupo autónomo de artistas y aficionadas al textil nacidas al alero del MSSA— realizaron un fotomontaje a modo de lienzo virtual donde reunieron fotografías de letras que cada una bordó en su casa completando la frase “florecerás por siempre”. Con ello se suman a otras iniciativas como el grupo textil de la Universidad de Chile que convocan a recordarla a través de imágenes de acciones creativas usando la frase “con Margarita en la memoria” y una misa por streaming organizada por el Departamento de Ingeniería Industrial. 

“Margarita Ancacoy es fundamental en nuestra historia como Textileras, implica un antes y un después en nuestra conformación: ha sido una inspiración que emergió desde la indignación de sentirnos vulneradas pero también un tejido firme, que ha motivado la unión. Sin conocerla personalmente, empatizamos con su condición de mujer y madre trabajadora, por eso con su lienzo hemos marchado en distintas ocasiones, exigiendo justicia, una vida digna y un cambio cultural para evitar colocar nuevos rostros a estos textiles nacidos de la indignación”, cuentan las Textileras MSSA.

El pasado domingo 14 de junio en Toesca 2037, la Asamblea autoconvocada del barrio República, inauguró el Comedor Popular Margarita Ancacoy con la presencia de Juan Carlos Llanquimán, su esposo. En sus redes sociales la Asamblea cuenta que la iniciativa “se mantendrá como un espacio abierto y autogestionado por  y para los vecines y familias que requieran alimentarse, para quienes trabajan en el barrio, viven en situación de calle o están encerrados guardando cuarentena”, dicen de este lugar que nació para ir en apoyo de quienes sufren la crisis económica gatillada por la pandemia.

De esta forma Margarita sigue presente a través del barrio República y sus habitantes, quienes continúan proclamando a través de distintos gestos cotidianos y acciones creativas, que historias de injusticia como esta no deben repetirse. 

 

 

 

 

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn