Con pesar despedimos a una gran artista chilena y amiga del Museo, Lotty Rosenfeld (1943-2020). Su trabajo artístico destacó por su constante búsqueda y experimentación de materiales y medios, pero sobre todo por la fuerza de sus mensajes y visión crítica y de desacato, que interpelaban al arte respecto a su rol dentro de las estructuras políticas y económicas.

Para celebrar la vida de la destacada artista nacional, quien lamentablemente falleció hoy 24 de julio, convocamos a la comunidad a rememorar su intervención Una milla de cruces sobre el pavimento, que Lotty realizó durante 40 años en diferentes partes del mundo, con la finalidad de visibilizar los lugares de poder político y económico: desde la Casa Blanca (EEUU) a la Plaza de la Revolución (Cuba).

En homenaje, un llamado conjunto del Centro Cultural de España, Museo Nacional de Bellas Artes, Museo de Arte Contemporáneo (MAC), Museo de la Solidaridad Salvador Allende y Editorial Puro Chile convoca a intervenir tu espacio más cercano con una cruz blanca y subir ese registro fotográfico a redes sociales con el hashtag #lottyrosenfeld. Recomendamos siempre respetar la cuarentena y las restricciones sanitarias. 

Una creación comprometida

Siempre alineada con el respeto a la libertad, la democracia y la vida, desde la dictadura el potente trabajo artístico de Lotty Rosenfeld surge y se manifiesta en la esfera más pública, como su reconocida obra “NO +” (1983), realizada junto al Colectivo Acciones de Arte (CADA), intervención que se transformó en un símbolo de la rebeldía contra las injusticias y que sigue siendo citada en carteles y grafitis en manifestaciones sociales y callejeras. 

Candidata al Premio Nacional de Artes, el año pasado dijo en la prensa, “mi obra sigue siendo una advertencia contra el autoritarismo” (La Tercera, 2019).

Agradecemos su legado como mujer artista y como parte vital del CADA y del Movimiento Mujeres por la Vida. Hoy recordamos su participación en distintas exposiciones en el MSSA: “Dislocación” (2010) y “Ausencia Encarnada. Efimeralidad y colectividad en el arte chileno de los años setenta” (2017).

Tras su última exposición en el MSSA donó a la Colección su obra “Palacio Presidencial La Moneda” (1985), una impresión digigraphie de la serie “Una milla de cruces sobre el pavimento”, acción de arte realizada por la artista desde fines de los años setenta, en la cual marcó lugares que simbolizan el poder en distintos puntos del planeta.

Acompañamos especialmente a su familia y amigxs. Hasta siempre querida Lotty, continuaremos con tu mensaje de lucha por la libertad, por la mujer y por un mundo más justo.  

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn